Ir al contenido principal

Destacados

¿QUÉ FUE DEL IMPERIO MONGOL A LA MUERTE DE GENGIS KAN?

 A su muerte en 1227 el vasto imperio recién conquistado se dividió entre sus 4 hijos tal y como era costumbre entre los esteparios. Su hijo mayor, Jochi recibió los territorios más alejados, que pasarían a denominarse Horda de Oro y Horda Blanca que se extendía por la actual Siberia rusa. Chagatai, recibió los territorios de Asia central y Transoxiana, creando el kanato de Chagatai. Tului recibió los territorios de la actual Mongolia, cuna de estos. Por último Ogodei, se quedó con el este de Mongolia y los territorios chinos conquistados por su padre, a lo que se le sumaría el título de Gran Kan, por lo que los demás territorios quedaban supeditados a este, confiriendo cierta unidad. Durante su mandato los mongoles continuaron su expansión por Persia, acabando con el sultanato corasmio, acabo con el imperio Chin del norte de China y Manchuria e inició una gigantesca campaña hacia Rusia y Europa Orientas a manos de la Horda Dorada, que sometieron a principados rusos y llegaron hasta Polonia y Hungría, de donde solo se retiraron tras la muerte de Ogodei. Esta campaña se produjo en dos oleadas, la primera en 1257, se dirigió contra búlgaros del Volga y Hungría y la segunda, entre 1237 y 1240 contra los principados rusos a los que sometió. Ogodei estableció un eficaz sistema de postas necesario para dirigir tan vasto territorio. Este se constituía de un sistema de postas que se instalaban a un día de distancia a caballo para que tanto viajeros, como correos o comerciantes, pudieran viajar rápidamente y cambiar las monturas cada día. A la muerte de Ogodei se desencadeno una guerra civil, en la que el gobernante de la horda de Oro, Batu, apoyó a Mongke, hijo de Tului. Pero Mongke, que ya había iniciado una nueva campaña en china, contra la dinastía Song del sur, murió al poco tiempo, por lo que tras otra guerra, su hermano Kubai se hizo con el título de Gran Kan durante más de 30 años (1259-1293).





MONGOLES EN CHINA

 

 Con Kubai se comenzó una lenta sedentarización mongola, traslado la capital a Pekín y estableció la dinastía Yuan en China, adoptando el Budismo. Tras conquistar el imperio Song, realizo varias campañas a indonesia, donde tuvo que conformarse con el vasallaje de su gobernante al no poder conquistarlo y a Japón, donde sus barcos no llegaron a la costa por varios contratiempos. Con lo yuan se consiguió una unidad política y económica, estableciendo 3 órdenes de población (mongoles, súbditos chinos de Chin y súbditos chinos de Song). Se establecieron puestos de altos funcionarios a mongoles, que dependían directamente del kan y se construyo un gran canal entre Pekín y Hangzhou.


 




                                                   

   

                                        LA HORDA DE ORO.

 

 
 Batu estableció su corte en Saray, aunque nunca llego a sedentarizarse por completo y posteriormente construyó Nueva Saray. Su hermano Berke, cuando llegó al poder en 1257 se convirtió al islam, por lo que tras el asesinato del sultán abasí por Hulegu (hermano de Mongke) y el deseo de conquistar el norte de Persia y el Cáucaso para asegurar las rutas caravaneras, se desencadenó una guerra entre la Horda de Oro y el Ilkanato de Persia. Llevo sus fronteras hasta Ucrania y Rusia, venciendo a los europeos en batallas como en la de Aguas Azules contra lituanos, en la de Leignitz a la Orden Teutónica y polacos o en la de Mohi a húngaros, penetrando en sus territorios, así como en Rumania y Bulgaria, de donde solo se retirarían tras la muerte del Gran Kan para volver al este.

 


BATALLA DE LIEGNITZ 9 DE ABRIL DE 1241.


EL ILKANATO DE PERSIA.

 

 Fundado por el nieto de Gengis Kan, Hulegu, una de sus primeras medidas fue derrotar a los nizaríes del sur del mar caspio que ya habían intentado su asesinato. Redujo la fortaleza de Alamut y acabo con la secta. Seguidamente se propuso la sumisión del califa abasí que aun poseía tierras en Irak, por lo que tras la negativa de este, destruyo Bagdad, una de las mayores ciudades del momento, y asesino al califa, poniendo fin a más de 500 años de califato. Por último se dirigió a siria, donde venció a los ayyubíes y tomo sus tierras, aunque la muerte del Gran Kan Mongke y la posterior guerra civil, hizo que abandonara esas tierras para dirigirse a China, por lo que estas fueron tomadas por los mamelucos de Egipto. El dominio de sus sucesores fue opresor y tiránico, se mantuvo el paganismo hasta la conversión al islam del Kan Ghazan. Su administración se dejó en manos de funcionarios Persa, lo que no evito que la situación financiera fuese terrible, con elevados impuestos, un comercio muy escaso que acabo de hundirse al intentar emitir papel moneda como en China. Ghazan pudo arreglar la situación atando a los campesinos a la tierra y volviendo al sistema de iqtas (reparto de tierras entre sus soldados), que propicio el establecimiento y sedentarismo de los mongoles.
 
 



 Poco a poco, estos kanatos comenzaron a fragmentarse, dando lugar a nuevos estados, que harían estancarse y retroceder el avance mongol. Sin embargo, en el siglo XIV, volvería una nueva gran invasión desde el Kanato de Chagatai, con el famoso Tamerlán, pero eso lo dejamos para otro día.



 

José Antonio Olmos Gracia.

Comentarios

Entradas populares