Ir al contenido principal

Destacados

LA RAPIDA EXPANSION DEL ISLAM





Tras la muerte de Mahoma en el año 632, el califato había conseguido expandirse por la península arábiga, habiendo conseguido la sumisión de las tribus de la zona y estableciendo su capital en Medina, además de realizar las primeras escaramuzas contra el Imperio Bizantino en el 629, cuando sus ejércitos chocaron el la batalla de Mutah, al este del río Jordán, con un resultado de tablas, aunque algunas fuentes hablan que la batalla la libraron Gasánidas y Lajámidas, aliados árabes de los respectivos imperios.





La época donde los siguientes 4 califas que sucedieron a Mahoma se denomina el Califato Ortodoxo o Califato Rashidun, en el que estos eran familiares del profeta, también llamados “califas perfectos”. El califato no fue muy extenso en el tiempo, ya que duró solo hasta el 661 cuando otra dinastía se hizo con el poder, pero si en conquistas territoriales. Las recientes guerras Heraclianas entre Bizantinos y Persas habían dejado debilitados a ambos imperios, siendo tal circunstancia aprovechada por los árabes para atacar. En el 634 se hicieron con Palestina, tras derrotar a bizantinos en la batalla de Achnadayn, haciéndoles retroceder hasta Damasco para posteriormente asediarla y tomarla. En el 636 derrotaron a los persas en la batalla del Al-Quadisiyya, lo que unido a la posterior toma de Ctesifonte y a la expansión hacia oriente, terminaron con la conquista total del Imperio Persa. Por el oeste, la expansión conquistó Egipto y siguió por Libia hasta llegar al exarcado de Cartago en poder bizantino. Por el norte hasta las puertas de Anatolia y la frontera sur de Imperio Jázaro y por el este hasta la Transoxiana.



Batalla de al Quadisiyya


La rápida irrupción de este gran poder produjo un desajuste de la anteriores fuerzas, el Imperio Persa desapareció y el Imperio Romano de Oriente perdió importantes territorios. En el 661 comenzaría el califato Omeya, familia árabe que se hizo con el poder, donde siguió la expansión pero de forma más pausada, ya que los califas se dedicaron al afianzamiento de los territorios. Aun así llegaron hasta el sur de Francia en el 732 donde fueron derrotados por los francos al mando de Carlos Martel. En siglos posteriores, el Islam bajo los Otomanos, tomaron Constantinopla y se adentraron en Europa por los Balcanes, llegando hasta las mismísimos puertas de Viena.



Batalla de Poitiers


Algunos historiadores consideran la irrupción del Islam como el verdadero motivo del paso de la Edad Antigua a la Media por el cambio que produjo en todo el eje Mediterráneo y Oriental.










Comentarios

Entradas populares